Relaciones consumistas

Por Miguel Blasco

 

  • Título: Cicatriz
  • Autor: Sara Mesa
  • Editorial: Anagrama
  • Lugar y Año: Barcelona, 2009

 

Cicatriz es una novela excepcional. Y lo es precisamente por su cosmovisión inédita acerca de la sociedad de consumo. En la narrativa española contemporánea existen pocos ataques tan frontales contra el consumismo como el que propone Sara Mesa. De una intensidad subversiva similar me viene a la mente sólo la novela de otro sevillano, Isaac Rosa, quien con La mano invisible se encargó también de dinamitar otro de los grandes temas candentes del siglo XXI: el trabajo y su condición de farsa colectiva.

A partir de una habilísima estructura que salta y retrocede en el tiempo, Sara Mesa nos plantea una actualización del típico cuento del genio dentro de la lámpara: ¿qué pasaría si encontráramos a una persona que nos provee gratuitamente de artículos de primera necesidad, pero también de todo tipo de objetos de lujo, tal cual lo pueden ser hoy desde perfumes hasta un libro de esmerada edición? ¿Qué relación se establecería y, sobre todo, qué nos pediría a cambio? A partir de esta premisa se desarrolla entre los dos personajes protagonistas una especie de dependencia turbia y enfermiza, fiel reflejo de la que mantiene cualquier ciudadano/a con la necesidad difícilmente insoslayable de estar proveyéndose constantemente de artículos necesarios o no.

Ya digo que pocas narraciones dejan tan en evidencia que somos simples euros con patas. Lo interesante de Cicatriz es que no termina o no se agota con este filón, puesto que propone una interesante lectura en clave femenina de otros temas, como los peligros siempre acechantes de Internet, la profunda e injusta desigualdad laboral o el terror de la maternidad, todos relacionados con un personaje riquísimo en matices y de una ambigüedad deliciosa.

Sin querer desvelar ni un secreto de su adictiva trama, destacaría la acertada elección de su escueto título, puesto que una cicatriz nos recuerda epidérmicamente cuáles han sido las causas de una herida. Apuntaría finalmente que Sara Mesa ha ganado infinidad de premios literarios –entre ellos el Herralde– al tiempo que ha construido un imaginario geográfico propio: todas sus novelas transcurren en la ficticia ciudad de Cárdenas y sus alrededores. Esperamos que muy pronto nos regale una  nueva entrega de las andanzas de sus ciudadanos, tan parecidos a nosotros.

 

Miguel Blasco bio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s