El disfraz del novelista

Por Pavel Granados

  • Título: Juliana los mira
  • Autor: Evelio Rosero 
  • Editorial: Tusquets / Anagrama
  • Lugar y año: México, 2015 (Barcelona, 1987)

 

Este libro es una novela. Pero en esta ocasión me detendré en la puerta del libro para preguntarme: ¿por qué leo todavía novelas? Hace tiempo, Elena Poniatowska me contó que Carlos Monsiváis le confesó, al final de su vida, que había dejado de leer este género. Creo que hasta entonces me había dado pudor decirme a mí mismo que muchas veces me asaltaba la duda antes de abrir la primera página de una de ellas. ¿Por qué no mejor la ciencia, la poesía o la filosofía? Si se trata de entrar a vidas ajenas, ¿por qué no la historia o la biografía? Y a pesar de todo, éste es el género que más consumo. Es más rápido el hábito que la duda. Se pasa la primera página y aquello que no existe se disfraza inmediatamente de realidad, se adhiere a la mente como una enredadera y comienza a crecer y a inseminar la imaginación. Aun entre los lectores con mayor formación y enterados de la teoría literaria, la cual da numerosas herramientas para distinguirla de la realidad, con la cual lleva una relación parasitaria; aun entre ellos, la novela tiene una categoría más alta que la realidad. Sobre todo entre ellos. Si trata de un tema relacionado con la Historia, sirve para hablar de la realidad con más autoridad. Por alguna razón, es fácil usar la novela como un disfraz. En este caso, el autor, Evelio Rosero, novelista colombiano, se disfraza de una niña de más o menos ocho años –Juliana–, sueña en su nombre y tiene sus primeras pulsiones sexuales con una niña mayor que ella. La otra máscara es el lenguaje, pues la voz del autor se pone dentro de la voz de Juliana. Ella habla con los recursos narrativos de una niña, pero siempre está presente la malicia literaria del autor. Eso es más o menos frecuente: el narrador que, como es un niño, no se da cuenta de lo que nos revela. Lo hemos visto ya muchas veces, el logro estilístico está en otras partes. En la intimidad de ambas niñas, en la manera natural en que brotan las tentaciones de la carne, pero sobre todo en describir ese momento de la niñez en que la podredumbre ideológica de la familia y del poder está por trasminar en la conciencia. Dentro de muy poco Juliana se dará cuenta de que el padre pertenece a una élite política corrompida, en que a su lado revolotean políticos perversos, sacerdotes pederastas y actrices frívolas de televisión (todos ellos, sin embargo, personajes sin vida, clichés sin poder de convencimiento). La madre, solitaria, adicta, entretiene su vida haciéndose amante de su chofer. Los estereotipos narrativos, ¿existen porque la visión de la niña aún no tiene la suficiente profundidad psicológica para establecer personalidades más complejas?, o bien, ¿son una escenografía puesta por la ideología del autor para mostrar un mundo que le desagrada? Aquí no me queda muy claro si el autor se puso o no un disfraz de su talla, pues parece que Juliana le queda un par de tallas más grande. Dentro de ella cabe una búsqueda literaria obsesiva, independiente, un monólogo que intenta explicar el amor antes de que su biografía se lo permita. Pero por fuera hay una realidad difícil de comprender, indiferente. Dije que la protagonista aún no está lista para entender la complejidad de la realidad. Sin embargo, utiliza un lenguaje de alta complejidad, sólo que su vida no le permite aún comprender lo que quiere decir. ¿No se abren ya anticipatorias las flores de la comprensión de la vida, listas para poblar el jardín complejo de los significados?, ¿no tienen vida propia esas palabras que nos dicen lo que Juliana no puede decir? Quién sabe, ella prefiere cerrar los ojos como queriendo detener el tiempo para refugiarse entre las sábanas, dormida entre sus padres, para intentar detener aquello que es imposible de aplazar.

 

Lee un fragmento del libro aquí 

Compra el libro aquí 

 

Pavel Granados bio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s