¿Por qué defender la causa equivocada?

Por Guillem Borrero

  • Título: Dins el riu, entre els joncs (Dentro del río, entre los juncos)
  • Autor: A. Munné-Jordà
  • Editorial: Males Herbes
  • Lugar y año: Barcelona, 2018

Sería difícil creer la historia de alguien que, de forma voluntaria, se ofreciera para luchar en una guerra ajena justo después de haber vivido una en casa. Más que difícil, sonaría inverosímil, propio de un cuento de héroes morales. Pero dan igual todos estos juicios, porque lo inverosímil sucedió: en julio del 1941, apenas dos años después de terminar la Guerra Civil, cerca de 50 mil soldados españoles se presentaron voluntarios para viajar miles de kilómetros a través de una Europa en llamas, unirse a la 250º División de la Wehrmacht y enfrentarse al diabólico Ejército Rojo.

¿Pero por qué? ¿Por qué? ¿Acaso debido al fanatismo anticomunista alimentado día y noche por la propaganda franquista? ¿Eran tan viriles los machos hispanos de entonces que no podían vivir sin la guerra? ¿Alguien se creyó el cuento de que la División Azul participaría en una cruzada contra la Bestia Comunista y que podrían recuperar los niños robados por Stalin durante la Guerra Civil? ¿O simplemente eran militares y obedecían órdenes?

Supongo que Munné-Jordà, antes de sentarse a escribir Dins el riu, entre els joncs (Dentro del río, entre los juncos) debió de pensar que una respuesta unívoca a esas cuestiones sería demasiado simple para ser cierta. Que los otros porqués, los reales y más complicados porqués humanos, eran mucho más fértiles literariamente hablando. La dilucidación de esas razones a la que se consagró le dio el contenido del libro que hoy nos ocupa.

En relación con la forma, el cómo (y aquí va un breve exordio sobre esas decisiones que un escritor debe tomar y que, a resultas del lector, parecen poca cosa, trabajo invisible), Munné-Jordà, para narrar esta incómoda versión del despropósito que fue la División Azul, emplea tres voces narrativas que coinciden, a su vez, con uno de los pronombres personales del singular: yo, tú, él. Para darle otra vuelta de tuerca al malabarismo técnico, cada uno de estos narradores habla, respectivamente, en: pretérito perfecto, pretérito indefinido, y presente. ¡Chachán! El numerito le sale a la perfección: esta radical decisión estilística logra que el contenido y la forma se conjuguen magistralmente.

El primer protagonista (él), quiere vengar a su padre, asesinado en tiempos de colectivizaciones por la sola razón de ser un propietario, pequeño, humilde, pero propietario. El segundo (tú) buscas, ofreciendo tal servicio a la patria, blanquear tu título universitario obtenido durante la IIª República, por tanto inválido en el Tercer Año desde la Victoria, con tal de poder ejercer tu profesión. Y el último (yo, narrador y protagonista a un tiempo), solo soy un pobre muchacho ahogado por la grisura y la miseria de la posguerra que quiere aprovechar el mínimo descuido de mis oficiales durante la campaña para desertar y huir.

“El cadáver estaba dentro del río, flotando bocabajo, retenido por los juncos que crecían, en el agua y en la orilla”, empieza. “Quan la mare l’ha anat a cercar, el cadáver era dins el riu, surant bocaterrosa, retingut pels joncs que hi creixien, a l’aigua i a la riba”, termina. Entre estas dos frases, transcurren dos años tan absurdos como infernales en el frente este.

El autor, sin descuidar ni en una sola línea estas voces tan particulares, se adentra en el mundo de dudosa gloria de 1941, 1942 y 1943. Que sea el lector quien juzgue, pues el autor no lo hace; este libro, si bien no pretende justificar esos porqués, formula una pregunta capital y de alcance universal:

¿Qué puede llevar a alguien a luchar por una causa que no solo no es la propia, sino que es la opuesta a eso?

Para los lectores hispanohablantes, solo cabe esperar una traducción del catalán que se mida con el original. Es imperativo. Empezamos a contar.

 

Guillem Borrero bio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s