Carrera de obstáculos

Por Guillem Borrero

Retuerta, de Jorge Omeñaca - Libros y Literatura

 

  • Título: Retuerta
  • Autor: Jorge Omeñaca
  • Editorial: Aldeshoras
  • Lugar y año: Barcelona, 2020

 

 

Nos encontramos en una tierra mítica llamada Retuerta. Desconocemos la época. Pero sí sabemos que en Retuerta, como también aquí, las desgracias llegan de dos en dos. La primera lo hace en forma de enfermedad y se lleva a la madre de Israel, el protagonista, un chico invidente que se dedica a pastorear su rebaño de ovejas y que con motivo del entierro de la recién fallecida, conoce a su padre. La segunda es un inesperado e inexplicable ataque de bandoleros que arrasan con el caserío familiar. De puro milagro escapan Israel y su padre, pero solo por unos instantes, porque en el horizonte se perfila la amenaza constante de una implacable persecución en busca de venganza. ¿Por qué? Toca huir. ¿Pero por qué? No pregunten; el protagonista y narrador tampoco tiene idea. Tiene que correr, y corre, guiado por el padre, que también huye de los bandoleros. Todos corren. Y así empieza la novela: una clásica persecución al más puro estilo western, pero a la castellana.

Retuerta, el escenario de la desasosegante huida, consiste en un territorio que, pese a que  Israel –recuerdo, ciego–  no puede describirlo con los ojos, se nos figura milagroso pero vívidamente agreste, accidentado por cerros y hondos barrancos. Nos pasamos más de doscientas páginas en la negrura más tensa. Literalmente: a ciegas. ¿De dónde viene el daño? ¿Está cerca  el odioso perseguidor? ¿Corremos en la dirección equivocada? La novela, lejos de verse lastrada por este requisito narrativo forzado por un narrador ciego, se beneficia de ello. Omeñaca logra con éxito volverlo a su favor: la tensión crece en virtud de la permanente incertidumbre del narrador y protagonista; las descripciones encarnadas de sensaciones físicas, olores y ruidos son tan rugosas que las atmósferas se perfilan mejor que empleando minuciosos pero trillados detalles de formas y colores.

Otra de las virtudes de esta adictiva historia recae en la atemporalidad de su acción. Nunca se especifica cuándo transcurre la historia. El autor nos traslada a una época de la que lo único que podemos decir es que no regía entre los hombres ninguna ley humana; imperaba la única ley no inventada inocentemente por los humanos: la del fuerte dominando el débil. Como en la incansable persecución de un mojado por parte de un gringo resentido, en “Desierto” de Jonás Cuarón, tampoco en Retuerta se da una tregua al que carga con un hándicap. Para todos vale el mismo rasero, también para este pobre chico recientemente huérfano de madre. Así es la vida sin políticas sociales. El débil perece en las fauces del fuerte. Y no llores; las lágrimas, a lo sumo, harán que te deshidrates.

Al leer esta novela, aparentemente tan lejana a la actualidad, algo resuena poderosamente en el lector. Como en cualquier lectura que se precie, nos sentimos interpelados en lo más íntimo. ¿Por qué habríamos de sentirnos identificados con Israel?

Como ya apuntaba antes, esta magnífica opera prima de Jorge Omeñaca, no es sino una despiadada parábola sobre el vulnerable lugar del ser humano en el universo. Todos estamos igual de desvalidos que el desdichado protagonista. Acaso, afortunada o desafortunadamente, nosotros no tengamos tan claras nuestras deficiencias y nuestras virtudes como él y nos parapetemos en una fingida ignorancia. ¿Cómo disfrutar de la cotidianidad una vez que sabemos que nada tiene sentido? La mejor respuesta a tan crucial cuestión la ofrece Omeñaca en la admirable actitud de Israel al enfrentar el cruelísimo final. No, no muere. Léanlo.

 

Compra el libro aquí

Guillem Borrero bio

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s