Terror punk

El terror de Mariana Enríquez, más que gótico, es punk: sexo, drogas, música, alcohol y un soterrado desprecio por el sistema establecido.

El gabinete de la doctora Jauregui

Un aguacate en plena maduración sufre el mismo via crucis que un migrante, un árbol que recorre el universo como astronauta y un gummybear que alcanza tintes de radical y de arma terrorista.