¿El escritor nace o se hace?

La belleza de dedicarse a escribir radica precisamente en dedicarse “a pesar de todo”. No existe condición óptima ni reglas, ni jerarquías ni mundos fantásticos, es guerra.

Experimentos fronterizos

El carácter pocho, alburero de los personajes combina por igual la cotidianeidad con lo trascendental a través de metáforas urbanas de la decadencia fronteriza.

La descomposición del yo

Adriana Abdó consigue a lo largo de doscientas páginas que el lector encarne la dolorosa existencia del poeta austriaco Georg Trakl.