Retrato de un feminicida

No es un monstruo, es un ser humano. Y esa es la tragedia, que esto lo ha hecho un ser humano.

Ópera cumbia villera

Uno de los delirios colectivos más divertidos y estremecedores de la narrativa argentina

Novelas góticas para el otoño

Los albigenses, la última novela que escribió Maturin, aparecida el año de su muerte, es un gran mural histórico que retrata el siglo XIII.

Los dominios del Dios blanco

MANDÍBULA es una arriesgada propuesta para aceptar sin complejos aquello que somos y nos repugna y horroriza

Bienvenidos a Chile

La estructura de Facsímil se basa en el examen de Aptitud Verbal, una especie de examen selectivo estúpido, con preguntas multi opción tipo test engañosas.

Relaciones consumistas

En la narrativa española contemporánea existen pocos ataques tan frontales contra el consumismo como el que propone Sara Mesa.

La infancia indeseada

Barba se ha sacudido tanta cursilería de encima y se ha alarmado, en cambio, al atisbar el abanico de sus potencialidades más viles.

Réquiem para Tabucchi

Tabucchi merece que alguien le escriba un Réquiem como el que él escribió a Pessoa, a Lisboa, y por extensión a Portugal.

La descomposición del yo

Adriana Abdó consigue a lo largo de doscientas páginas que el lector encarne la dolorosa existencia del poeta austriaco Georg Trakl.

Ni Netflix ni Hollywood

Aquellos que le damos cierto valor a nuestro tiempo y no deseamos ver una película estirada cual chicle bíblico durante el suplicio de no sé cuántas temporadas, nos hemos refugiado en la literatura

El magnetismo checo

Gracias a la pluma de Hrabal no sólo llegamos a entender a este antihéroe moderno, sino a amarlo, a querer quedar con Jan para que nos explique su historia una y otra vez, a viva voz.

Extraño Señor Ríos

“Si basado en los rasgos de su escritura uno jugara a asignar oficios a los escritores, a Carlos Ríos le cabría el de relojero”. Sergio Chejfec

Una distopía boliviana

“Sus cerebros procesaban la barbarie, convertían la masacre en información útil. Sobrevivían al mezclarse con todo lo que les provocaba asco…”

Bienvenido a la Nostalgia

El tiempo le dará su correspondiente lugar a Mircea Cărtărescu como un maniaco atrincherado en la sinestesia que gravita en sus renglones.

Una novela perfecta

Rabia es de una perfección irritante. Incluso los pequeños deslices reafirman una obra prodigiosa que tiene lo mismo de Kafka que de Italo Calvino…