Terror punk

El terror de Mariana Enríquez, más que gótico, es punk: sexo, drogas, música, alcohol y un soterrado desprecio por el sistema establecido.