Una novela perfecta

Rabia es de una perfección irritante. Incluso los pequeños deslices reafirman una obra prodigiosa que tiene lo mismo de Kafka que de Italo Calvino…