No hay víctimas irónicas

Villa es un buen funcionario, un ejemplo de esos burócratas anónimos que han sido responsables de los peores crímenes de la humanidad.